Embalajes isotérmicos: importancia en el transporte de alimentos

En términos de transporte de alimentos es crucial tener en cuenta la importancia de su salubridad. Hoy vamos a hablar de los embalajes isotérmicos y su involucración en el transporte. Empezaremos comentando los peligros de combinar alimentos y embalajes y después enumeraremos las recomendaciones para un trabajo limpio, inocuo y salubre. 

Los peligros a tener en cuenta en el transporte de alimentos no difieren mucho de los comentados en artículos anteriores, sin embargo es útil volver a enunciarlos en relación con los embalajes. 

El primer riesgo radica en la contaminación de los alimentos, de las distintas superficies o de los propios manipuladores por unas condiciones no higiénicas de los embalajes. Es, por tanto, muy importante someter los embalajes a una desinfección periódica y exhaustiva para asegurar un entorno estéril y apto para transportar alimentos. 

El segundo peligro a tener en cuenta no es otra cosa que el inverso del anterior: la contaminación de los embalajes por los manipuladores y las superficies. Así, tan importante es aplicar medidas higiénicas a los embalajes isotérmicos como a todos los elementos que interactúan con ellos. Es preciso instaurar un plan de desinfección, así como de higiene personal, para toda superficie potencialmente contaminable y los trabajadores encargados de manipular la comida. 

CAJAS DE POLIESTIRENO PARA ALIMENTOS


¿Qué medidas son estas en relación con los embalajes isotérmicos? Las siguientes:
 

En primer lugar es imprescindible trabajar con embalajes de empresas fiables y autorizadas, caracterizadas por su número del Registro General Sanitario de Empresas Alimentarias y Alimentos (RGSEAA). Aunque se trate de un número meramente identificativo, es importante tenerlo en cuenta para evitarnos más de un susto. 

Por supuesto, es crucial guardar las cajas isotérmicas y demás materiales que vayan a tener contacto con los alimentos en óptimas condiciones de temperatura y humedad. De esta manera se conservarán lo más estériles posible y su aptitud a la hora de transportar alimentos permanecerá intacta. 

Huelga decir que también es preciso mantener los embalajes separados de cualquier tipo de sustancia tóxica, pues el contacto de los alimentos con este tipo de compuesto puede ser fatal para su salubridad. 

Hay que proteger los embalajes y cajas con cubiertas antes de su uso. Si poseen una envuelta o funda, es importante que la mantengan cerrada durante el tiempo que no estén activos. 

Hay que evitar guardar las cajas isotérmicas en contacto con el suelo. Los textos de buenas prácticas apoyan la medida de 10 cm de elevación sobre él para una adecuada conservación. 

Como hemos comentado en los riesgos, es importante instaurar un plan de higiene personal a los manipuladores de alimentos, así como aplicar las buenas prácticas de manipulación de los productos, cuya infracción hace peligrar la inocuidad de los alimentos. 

No hay que olvidar los planes de desinfección y limpieza de cuantos materiales y superficies empleemos en la manipulación de alimentos. Toda medida en este aspecto es de vital importancia para la salubridad de los envíos a temperatura controlada. 

Por último, es de obligado cumplimiento emplear solo para este fin los embalajes isotérmicos destinados al transporte de alimentos. No respetando esta última recomendación, infringiríamos varias de las expuestas, multiplicando las posibilidades de contaminación de los alimentos. 

Es preciso cumplir con estas recomendaciones y seguirlas de manera estricta para minimizar al máximo las ocasiones de contaminación de los productos. En Fríobox somos absolutamente estrictos en este asunto, pues un envío contaminado es un envío fallido. 

Somos profesionales de la cadena de frío y gestionamos envíos refrigerados y a temperatura controlada con todo el cuidado que merecen. Realizamos un servicio integral de envío nacional e internacional para que usted no tenga que preocuparse de nada más. 

Si desea saber más de nuestros servicios, así como de nuestros embalajes isotérmicos específicos para alimentos perecederos, no dude en visitar nuestra web. No se arrepentirá. 

IR A FRÍOBOX