Medicamentos termolábiles: funciones de las oficinas y servicios de farmacia (II)

Retomamos el tema de las funciones de los servicios de farmacia con respecto a los medicamentos termolábiles. En esta ocasión hablaremos de la función de información, clave para una buena conservación y un óptimo uso de los productos.

Información de medicamentos

En este aspecto, el farmacéutico tendrá el deber de orientar:

a.- A los pacientes, para que conozcan lo más ampliamente las características sobre su medicación, entre las que cabe destacar las condiciones de conservación.

La orden de 7 de junio de 1991, de La Consejería de Sanidad de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia en materia de Sanidad e Higiene establece en el art.6º que “Los farmacéuticos responsables de oficinas de farmacia, en el acto de dispensación de especialidades termolábiles, deberán advertir y aconsejar verbalmente a los usuarios sobre sus condiciones de conservación”.

b.- Al personal auxiliar que tenga relación con los medicamentos termolábiles:

La orden de 7 de junio de 1991, de La Consejería de Sanidad de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia en su art.5 establece que:

“Los responsables de los centros de dispensación de medicamentos elaborarán unas normas, escritas y fácilmente comprensibles, destinadas al personal auxiliar y no cualificado que intervenga en los procesos de recepción, almacenamiento, mantenimiento, dispensación o cualquier otra que pueda afectar a la cadena de frío.”

Esto es que los responsables de oficinas de farmacia deben informar convenientemente a los usuarios sobre las condiciones de conservación de los fármacos termolábiles y, asimismo, los responsables de los centros de dispensación deben encargarse de que el personal auxiliar y no cualificado sea competente en todas las tareas que realice en tal entorno.

Además, el art.45 de la Ley 6/1998, de 22 de junio, de Ordenación Farmacéutica de la Comunidad Valenciana, dispone que, entre las funciones de los Servicios de Farmacia Hospitalaria, se encuentran:

El establecimiento de un sistema de información sobre medicamentos que proporcione datos objetivos.”

El desarrollo de cuantas funciones puedan influir en el mejor uso y control de los medicamentos y productos sanitarios, estableciendo con los servicios clínicos correspondientes los protocolos de utilización de los medicamentos, cuando las características de los mismos así lo exijan.”

De esta forma es necesario que el personal implicado en la distribución, almacenamiento y administración de medicamentos termolábiles conozca las características de estabilidad específicas de cada especialidad farmacéutica, con la intención de evitar su manipulación incorrecta y, en el caso de exposición a temperaturas fuera del rango de seguridad, establecer la conducta que se debe seguir con los medicamentos sospechosos.

Es obvio que toda esta normativa tiene un significado. Los medicamentos termolábiles que nos ocupan en este caso deben encontrarse en unas condiciones propicias para la conservación de su acción, potencia y eficacia, motivo por el cual en Fríobox somos tan estrictos en el cumplimiento de las normas que nos atañen y nos esforzamos en garantizar la máxima satisfacción a los profesionales que hacen uso de nuestros servicios.

Si desea conocer más sobre nuestros servicios integrados en relación con envíos a temperatura controlada, visítenos o llámenos. Le atenderemos encantados.

IR A FRÍOBOX