Recomendaciones a seguir ante la rotura de la cadena de frío en medicamentos termolábiles

En ocasiones, aunque se haga lo imposible por mantener la cadena de frío y conservar las condiciones y propiedades de los medicamentos termolábiles, por una causa u otra se produce una rotura de la cadena de frío. ¿Deberemos destruir toda la remesa categóricamente o haremos lo posible por dar utilidad a todo lo que podamos? 

Por supuesto, depende de muchos factores, sin embargo vamos a hablar del comportamiento recomendado para un farmacéutico que puede sacar provecho a los medicamentos habiéndose producido una ligera rotura de la cadena de frío (obviamente esto no es aplicable ante cambios bruscos de temperatura o sometimiento a un foco de calor). 

El farmacéutico solo debe aceptar un envío de medicamentos después de comprobar que los envases llegan en buenas condiciones y que las condiciones deseadas se han mantenido durante todo el proceso. Para evitar el rechazo de la mercancía, recomendamos utilizar nuestros embalajes isotérmicos.

EMBALAJES ISOTÉRMICOS


Una vez recibidos, deberá mantener estos productos dentro de un frigorífico en el que se tendrá que controlar la temperatura con la finalidad de detectar los posibles cambios en esta.
 

No es posible establecer una sola pauta para todos los medicamentos, sino que se debe contactar en cada caso con el laboratorio titular de la autorización, pues disponen de estudios de estabilidad a distintos tiempos y temperaturas. 

  1. Avería del frigorífico o fallo en el suministro eléctrico: anotar la hora de inicio y la duración de la avería, mantener cerrado el frigorífico (capaz de mantener la temperatura por 6 horas).                             
  1. Restablecida la temperatura adecuada: anotar y verificar las temperaturas máxima y mínima alcanzada y el tiempo de exposición a dichas temperaturas. 
  1. Exposición a temperaturas fuera del intervalo +2ºC - +8ºC: consultar al laboratorio titular. No utilizar los medicamentos afectados (separados del resto) hasta que no se disponga de los datos proporcionados por el laboratorio. 
  1. Tras la consulta: Dispensar en primer lugar los medicamentos expuestos a la rotura de la cadena de frío y asegurarse de su pronta utilización. El farmacéutico deberá valorar la dispensación en función de los resultados proporcionados por el laboratorio farmacéutico. 

En los casos en que sean pacientes o unidades clínicas del hospital los que nos pregunten qué hacer con un medicamento que ha estado fuera del frigorífico: 

  1. Preguntar cuánto tiempo ha estado a temperatura ambiente y si ha estado cerca de algún foco de calor. Valorar la respuesta. 
  1. Proceder según los puntos 3 y 4 anteriores. 
  1. En caso de tener que rechazarlos, deberán desecharse por los pacientes o ser devueltos al servicio de farmacia correctamente identificados para su posterior gestión. 

* Fríobox quiere dejar claro que este artículo se refiere a roturas de la cadena de frío una vez el envío ha llegado a su destino y ha sido aceptado y almacenado; es decir, el envío ha mantenido la cadena de frío durante todo el proceso de transporte; la alteración se da en la fase de almacenamiento. A Fríobox nunca se nos rompe la cadena de frío ;)

COMPRUÉBELO POR SI MISMO